Créditos de Vivienda en Colonias Tradicionales como Estrategia para la Consolidación Urbana

Del 2018 al 2019 la demanda de vivienda usada ha superado en un 5.6 % a la vivienda nueva en el Municipio de Torreón.
Por - 14/12/2019
Créditos de Vivienda en Colonias Tradicionales como Estrategia para la Consolidación Urbana

La forma habitual de adquirir una vivienda mediante un financiamiento público ya sea por medio del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT) o por el Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (FOVISSSTE) es a través de un crédito inmobiliario que generalmente se solicita en nuevos fraccionamientos, sin embargo, se ha prestado poca atención a los créditos de vivienda usada en colonias tradicionales. Una colonia hace referencia a una división administrativa mientras que el barrio tradicional se entiende un espacio urbano a escala peatonal que tiene identidad propia y que genera sentido de pertenencia en sus habitantes. Para Aldo Rossi, arquitecto italiano, el barrio es una unidad morfológica y estructural que se caracteriza por cierto paisaje urbano, cierto contenido social y una función propia.

Mayoritariamente, el tipo de crédito inmobiliario que se otorga en colonias tradicionales es aquel que se clasifica como “vivienda usada” y se refiere a aquella residencia que ya ha sido ocupada o que tiene una construcción mayor a tres años. Al respecto, tanto el FOVISSSTE como el INFONAVIT han otorgado un total de 4,073 créditos de vivienda usada en el Municipio de Torreón durante 2018 y 2019 de un total de 7,719 unidades crediticias.

Esta dinámica inmobiliaria cobra importancia en las metrópolis contemporáneas porque es una respuesta a la expansión de las ciudades, lo cual conlleva a desarrollar estrategias para la consolidación urbana, este concepto es definido por la Ley de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano del Estado de Coahuila de Zaragoza como “la acción tendiente al mejor aprovechamiento de la infraestructura, el equipamiento o los servicios existentes en una zona determinada de un centro de población, ocupando los espacios y predios baldíos y subutilizados dentro de su área urbanizada”.

En este sentido, cuando una persona elige adquirir una vivienda en un sector cercano al de la familia o a la de su trabajo se crea una serie de ventajas referentes a la proximidad a bienes y servicios como un alto nivel de equipamiento público, una alta cobertura de transporte (en sus diferentes modalidades) y gran diversidad de comercio.

Sin embargo, hay dificultades a las que debemos de prestar atención como en la capacidad de la infraestructura ya existente (redes de drenaje, agua potable y alumbrado público) puesto que a mayor población se genera mayor demanda de los servicios públicos. Otro aspecto a tomar en consideración es el estacionamiento y, por último, las áreas verdes y recreativas son insuficientes o inexistentes.

Este panorama nos pone como el gran reto al sector privado, social y público en todos sus niveles, de generar programas de consolidación urbana en barrios tradicionales a través de planes sectoriales en donde el uso de suelo permita el comercio de bajo impacto urbano y las construcciones verticales además se fomente la inversión pública y privada para la rehabilitación de infraestructura, se recuperen viviendas por medio de remodelaciones en viejas fincas y se construyan nuevas viviendas en lotes baldíos o espacios subutilizados este concepto hace referencia al suelo con baja intensidad de uso, susceptible de recibir mayor aprovechamiento con usos habitacionales y otros usos.

Con modelos así, se cubrirían los siete elementos de la vivienda adecuada que señala ONU-Habitat que son: seguridad en la tenencia, disponibilidad de servicios, habitabilidad, ubicación, adecuación cultural, accesibilidad y asequibilidad.

Puntos:

En 2018 y 2019 FOVISSSTE e INFONAVIT otorgaron 3646 créditos para vivienda nueva en el Municipio de Torreón.

4,073 créditos para vivienda usada autorizaron FOVISSSTE e INFONAVIT en el Municipio de Torreón entre 2018 y 2019.

Según el Censo de Población y Vivienda del INEGI 2010 el Municipio de Torreón contaba con 51,524 viviendas deshabitadas.

Referencias:

INEGI. (2010). INEGI. Obtenido de INEGI: http:// http://www.beta.inegi.org.mx/proyectos/ccpv/2010/

Londoña, D. (2001) El Barrio ¿una dimensión incomprensible? Revista académica e institucional UCPR

HÁBITAT, O. (2017). Nueva Agenda Urbana. Quito: Naciones Unidas. Consultado en: http://habitat3.org/wp-content/uploads/NUA-Spanish. pdf.

SEDESOL (2010). Guía para la redensificación habitacional en la ciudad interior. Ciudad de México.

Información oficial de la Delegación Estatal del ISSSTE Coahuila.

Información oficial del CESI Torreón-Delegación XIV Coahuila.

Instituto Municipal de Planeación y Competitividad de Torreón

Instituto Municipal de Planeación y Competitividad de Torreón

Órgano técnico responsable de la planeación del desarrollo del municipio de Torreón, Coahuila, México.
Compartir en Redes Sociales